¿Qué debe considerar antes de comenzar una actividad empresarial?

Autor: Luis Rodríguez

Para comenzar una actividad emprendedora y exitosa es necesario organizarse.  Por eso antes de comenzar un negocio hay que tener en cuenta los siguientes factores:

  • Definir la idea de negocio – es bien importante conocer el producto o servicio que se estará ofreciendo, saber qué se le quiere transmitir al consumidor sobre el producto o servicio que se venderá.
  • Conocer los proveedores o suplidores – para poder indentificarlos es recomendable participar en ferias comerciales o ‘trade shows. Estos le facilitarán la adquisición de inventario.
  • Identificar la ubicación – la localización se debe establecer dependiendo del tipo de negocio. Se deben considerar los factores que impactarán al negocio, tales como: accesibilidad, estacionamiento, baños, ascensor, cantidad de pies cuadrados, tráfico, entre otros.
  • Estudio de mercado – Conocer al consumidor ayuda a tener claramente definido quién va ser su cliente y cómo se comporta con relación a su producto o servicio.  Es importante medir el concepto de urgencia de sus cliente, o sea, qué tan rapido los clientes quieren adquirir su producto o servicio. También es importante poder determinar el tamaño del mercado; ¿cuantas personas están buscando activamente el producto o servicio que usted ofrece?
  • Segmentar el mercado – Es recomendable que usted pueda hacer una segmentación del mercado según los clientes que se desea impactar. Así podrá determinar cómo llegar a cada cliente, o sea cómo comunicarte adecuadamente con cada segmento para poder dar a conocer su negocio, producto o servicio. Puede segmentar según la categoría que más le aplique:  edad, sexo, ubicacion, entre otros.
  • Identificar la competencia – es uno de los pasos mas importantes y se realiza a través del analisis de las fortalezas y debilidades que poseen sus competidores. Esto le ayudará  a identificar las ventajas competitivas que puede tener su negocio con el fin de que lo diferencien positivamente de los demás negocios.

Luego de evaluar los factores descritos de la parte superior, se procede a:

  • Realizar un plan operacional – En esta etapa se determinan varios factores, entre ellos: 1) la necesidad de recursos humanos para el negocio. Es decir cuántos empleados o contratistas se necesitan, qué tareas llevarán a cabo, qué requisitos  o habilidades deben tener, qué tipo de empleado o contratista se busca, qué tipo de contratación se realizará, entre otros aspectos a considerar.  2) Determinar los materiales que se necesitan; 3) cuales son las políticas y los procesos de producción que los hará ser más eficientes y eficaces.
  • Desarrollar el mercadeo del negocio – Lo ideal es preparar el plan de mercadeo utilizando las 4p del ‘marketing mix’ (producto, precio, distribucion y promoción) para determinar cómo se le va a vender el producto o servicio al consumidor.
  • Establecer un plan financiero – facilitará el poder conocer los costos, los gastos, los pagos y los impuestos que le aplican al negocio.

Por último, se deben gestionar los tramites correspondientes a la estructura legal del negocio y los permisos necesarios.  Además se debe evaluar si es necesario registrar la marca, el establecimiento de politicas de uso, privacidad, así como términos y condiciones.

En el Instituto Empresarial para la Mujer (IEM) le podemos ayudar en cada parte de este proceso con el fin de que su idea de negocio sea una exitosa.   No comience esta aventura empresarial por su cuenta, busque ayuda, en el IEM estamos para apoyarle desde la idea hasta donde desee llegar..